• Carlos Amorós

Cuidado del aire en espacios comerciales para una experiencia biosegura completa



En una economía que se recupera lentamente, las medidas de bioseguridad recomendadas por la OMS siguen poniéndose en práctica para la reactivación del país. Vemos establecimientos comerciales que cumplen con la norma al pie de la letra; otros que son más rigurosos y van más allá, y aquellos que hacen su mejor esfuerzo pero que su infraestructura cerrada les impiden tener claridad si están exponiendo a sus clientes y trabajadores a un contagio.


¿Los espacios comerciales cerrados son focos de contagio?


Sabemos que debemos usar mascarillas y mantener los espacios ventilados para evitar la propagación del COVID-19. Sin embargo, ¿qué sucede cuando los establecimientos comerciales o laborales no cuentan con la ventilación correcta? Ya sea porque no hay ventanas o los aires acondicionados solo se encienden en verano, el riesgo de contagio sí se incrementa. veamos la siguiente tabla:



Los espacios cerrados sí se convierten en focos de contagio, pues si hubiera una persona con el virus que permanece en él por un largo periodo, los aerosoles que emita – al hablar o tan solo respirar- se quedarán en el aire que no podrá ser renovado apropiadamente. De esta forma, aquellas personas que estén en el lugar, pueden verse expuestas a inhalar dichas partículas de contagio. Veremos más detalles y casos de cómo se propaga el Coronavirus en una próxima publicación.


¿Estos riesgos pueden ser reducidos con el uso de mascarillas y protectores faciales?


Pues sí, es posible. Sin embargo, si el tiempo de permanencia de una persona contagiada en este espacio es extenso, el riesgo se incrementa con el paso de las horas. Así la persona contagiada use mascarilla, no tenga síntomas o no tosa o estornude, los aerosoles que emita permanecerán el aire imposible de renovar.

Esto puede ocurrir en restaurantes sin ventilación, en hoteles con infraestructura de ventilación antigua y sin mantenimiento, oficinas sin ventanas o en supermercados donde no prenden el aire acondicionado.


¿Cómo podemos reducir el riesgo de propagación en espacios cerrados?


Para esto, en Admosfera hemos desarrollado un sistema de desinfección que funciona 24/7 y con equipos de alta tecnología que propagan una solución biodegradable al ambiente y desinfectan el aire, aún cuando las personas están en él, sin ningún riesgo para la salud.



Bio-Admosfera es la solución que elimina la carga viral en tus ambientes laborales y comerciales en un 99.99%, incluido el coronavirus. Reactiva el funcionamiento de tus espacios y garantiza su seguridad, contáctanos para conocer nuestras tarifas mensuales y promociones por lanzamiento.


2 vistas0 comentarios

Déjanos tus datos para recibir más información de este y otros servicios:

¡Gracias!