• Carlos Amorós

¿Cómo crear una experiencia multisensorial “Wow” que atrae a los clientes?



La omnicanal en el retail ha saturado a los clientes con información. Los consumidores pueden comprar, hablar e interactuar con las marcas en más canales que nunca. Aunque el acceso a los consumidores está en su punto más alto, las marcas pueden ahogarse en un mar de información. Entonces, ¿cómo pueden los especialistas en marketing hacer que las marcas se destaquen y llamen la atención?


Activando todos los sentidos (experiencia multisensorial) de sus clientes, incluso el olfato.


Probablemente se esté preguntando por qué aprovechar todos los sentidos sería importante en el marketing. Llegar a los sentidos desaprovechados y desatendidos hace que las marcas sean más apetecibles para los consumidores.


Según Martin Lindstrom, autor del libro de BRAND sense: Sensory Secrets Behind the Stuff We Buy, las estadísticas muestran que cuando se evalúa la relevancia de los sentidos en los consumidores, existe solo una pequeña diferencia entre todo los sentidos. Es decir, los cinco sentidos son igualmente importantes en la forma en que experimentamos el mundo y, por lo tanto, son igualmente importantes en la forma en cómo las marcas se comunican con nosotros.


En definitiva, la experiencia sensorial es una estrategia para activar los sentidos y las emociones. Cuantos más sentidos se puedan aprovechar al mismo tiempo, más clientes se sentirán conectados con su marca.


Gracias a la tecnología, las marcas pueden controlar de manera más efectiva sus interacciones con los clientes a través del marketing multisensorial y brindar experiencias especiales durante temporadas claves.

La mayoría de las marcas ya se están enfocando en el marketing orientado a estímulos visuales y auditivos. Con los dos sentidos primarios cubiertos, las empresas deben darle al olfato la máxima prioridad.


¿Por qué Aroma?


El olfato es probablemente el sentido menos representado en el mundo del marketing, ¡lo cual es un gran descuido! Como uno de nuestros sentidos más antiguos y primarios, el olfato comunica lo que las palabras e incluso las imágenes a menudo no pueden.


En comparación con nuestros otros sentidos, el olfato está directamente conectado al sistema límbico del cerebro. El sistema límbico se encarga de procesar los recuerdos, las emociones y los comportamientos. Las experiencias procesadas a través del sistema límbico pueden afectarnos profundamente a un nivel subconsciente. Por eso tenemos una memoria más larga de los olores que de las cosas que hemos oído o visto.


Los estímulos olfativos pueden ayudar a elevar la atmósfera y establecer el tono en su negocio para transmitir el mensaje de su marca. Incluso en tiempos austeros, priorizar el aroma como un elemento de marketing imprescindible es inteligente. Proporciona una piedra angular para los clientes que regresan y crea vínculos con nuevos clientes, algo esencial cuando los tiempos son difíciles.


Experiencias multisensoriales en el mundo real


Aprovechar el poder de los sentidos puede enriquecer cualquier experiencia. La empresa australiana de exposiciones de arte, Grande Experiences, cambió la forma tradicional pasiva de apreciar el arte. Su equipo creó una experiencia multisensorial completa en su exposición itinerante mundial Van Gogh Alive.


ScentAir, casa matriz de Admosfera Marketing Sensorial, tuvo el honor de asociase con Grande Experiences, creando una «Aroma Marca» única para la exposición. Su equipo eligió a ScentAir como su socio de fragancias por su capacidad de brindar una experiencia de fragancia constante sin importar en qué parte del mundo se detuviera la exhibición y los estrictos estándares de seguridad de estás. El aroma elegido para la experiencia captura los sentimientos evocados del trabajo de Van Gogh y permite a los espectadores perderse en los ricos colores de sus pinturas.


Las marcas se han dado cuenta de que la interacción multisensorial abre infinitas posibilidades de experiencia del cliente. El uso del aroma en las tiendas minoristas tradicionales u otros puntos de contacto con el cliente, como los vestíbulos de los hoteles, los salones de los aeropuertos, ha comenzado a expandir la experiencia multisensorial.


A medida que aumenta el uso del marketing de aromas por su eficacia, las marcas están implementando experiencias aromáticas durante proyectos de promoción especiales como pop-up (tiendas emergentes), eventos de temporada, entretenimiento, experiencias artísticas y más.


16 vistas0 comentarios

Déjanos tus datos para recibir más información de este y otros servicios:

¡Gracias!